Los extintores usados más comúnmente en el combate al fuego son de los siguientes tipos:

  1. Agua
  2. Espuma
  3. Bióxido de Carbono
  4. Polvo Químico Seco
  5. Hallón
  6. Clase K

1.- EXTINTORES DE AGUA

El agua como sabemos es el agente extintor más empleado por el método más común de extinción de incendios que es el de enfriamiento. Es el mejor agente que actúa bajo este principio. Normalmente es el más disponible y puede ser utilizado por un tiempo largo.

Fuegos de la clase “A”
Son recomendados para combatir fuegos producidos en combustibles comunes como papel, madera, tejidos, etc., donde es necesaria la acción de enfriamiento y humedad. No son recomendables para los demás tipos de incendios.

 

2.-EXTINTORES DE ESPUMA

El extintor de espuma es de extraordinario valor en la extinción de incendios de clase B (líquidos inflamables derivados del petróleo). En estos tipos de incendio la espuma extingue por ahogamiento, pues siendo más leve que el combustible en combustión, debido al gas carbónico contenido en las partículas de espuma, forma una capa espesa que aparta la superficie en llamas.

La espuma no es recomendable en la extinción de incendios móviles (donde los líquidos están en movimiento), porque el desplazamiento la dispersa impidiendo así la formación de una capa compacta.
Ciertos líquidos inflamables, tales como los alcoholes y otros que se mezclan con el agua, hacen que la espuma se destruya.

Es de los tipos de extintores más antiguos y su espuma es producida por una reacción química entre dos soluciones A y B, colocadas en las cámaras interna y externa, respectivamente.

Como vemos, este extintor se compone de dos cámaras: en la mayor, o sea la externa (B), se almacena cerca de 2 ½ galones de agua en la que se disuelve el bicarbonato de sodio y el agente estabilizador que forma la espuma (alcazus). En la cámara interior (A) se coloca el sulfato de aluminio disuelto en dos litros ¼ de agua normal. Al invertirse el aparato, cuyo volumen es de 10 veces el volumen del extintor, por lo tanto es forzado a salir con fuerza el aparato.

Al usarse el extintor de espuma debe recordarse que el objeto principal es el de cubrir la superficie incendiada con una capa de espuma y ahogar las llamas. Por lo tanto, es preferible dirigir el chorro hacia uno de los extremos del fuego e ir cubriendo toda la superficie. En casos de tanques o recipientes, el chorro debe dirigirse hacia uno de los costados y dejar que la espuma vaya cubriendo la superficie.

 

3.- EXTINTORES DE ANHÍDRIDO CARBÓNICO

El Anhídrido Carbónico es uno de los agentes más indicados en la extinción de fuegos en equipos eléctricos en carga. El anhídrido carbónico es un gas inerte por lo tanto no es inflamable y no es conductor de la electricidad.

El extintor se compone esencialmente de un cilindro de acero, una válvula, un pitón, una manguera y una manija protectora.

El gas es introducido en los cilindros en forma líquida, lo que se consigue sometiéndole a presión de 850 libras por pulgada cuadrada. Al ser bruscamente liberado de la comprensión en que se encuentra se vaporiza, y la rápida velocidad con que se expande al escapar del cilindro, baja violentamente la temperatura saliendo por el pitón aplicador en forma de nieve carbónica, constituida por pequeñas partículas sólidas conocidas como hielo seco.

La válvula es montada en la parte superior y comprende un dispositivo con un disco de obturación y un sistema de percusión, o un sistema de abrir y cerrar con un gatillo (acción rápida)
De un modo general, los extintores de CO2 sirven para la extinción de cualquier clase de incendios. Pero tiene su mayor eficacia en incendios de la clase B y C. En los incendios de la clase A, debido a no tener la acción humectante y ser apenas eficientes su superficie, no debe ser empleado en materiales sueltos porque la fuerza del soplo lo dispersa propagando el incendio.

Para operar estos aparatos se procede de la siguiente manera:

a) Se transporta el aparato hasta la proximidad del incendio.
b) Se retira la argolla o pasador de seguridad
c) Con una mano se toma el extintor de la manija, la misma que aprieta la válvula de descarga, y la otra dirige la manguera hacia la base de las llamas.

 

4.- EXTINTORES DE POLVO QUÍMICO SECO

Los extintores de polvo químico seco, semejantes en construcción y presentación a los extintores de CO2, son de dos tipos:

a) Extintores de presión permanente
b) Extintores de Presión inyectada

a) Los extintores de presión permanente, constan de un cilindro único en el que el polvo está comprimido regularmente con nitrógeno. Este tipo de aparato posee un manómetro indicador de presión interna que debe ser observada periódicamente para conocer sus condiciones de funcionamiento.

b) Los extintores de presión inyectada, constan de dos recipientes, uno que contiene el agente extintor y el otro que contiene el agente presurizador que generalmente es el CO2 (Puede emplearse también el nitrógeno como agente presurizador). En el momento de la utilización se abre la válvula del cilindro de gas, provocando la presurización del polvo que es expedido en forma de chorro por la manguera de descarga, o se golpea el percutor y se rompe el sello de la cápsula de CO2.

El extintor de polvo tiene por finalidad crear sobre la superficie en llamas una nube que elimine el oxígeno, nube que inicialmente se constituye únicamente de polvo, pero debido a la quema de éste, posteriormente se integra el CO2 y el vapor de agua que auxilian en el combate de incendios, dándoles mayor eficiencia.
El extintor de polvo químico seco tiene una acción más eficiente que la del extintor de CO2; cae sobre las llamas y sufre menos influencias de las corrientes de aires, el radio de acción de este extintor alcanza mayores áreas que los demás.

USO

Es recomendado para la extinción de incendios en líquidos inflamables, incluyendo a los que se queman sobre los 120 grados centígrados, incendios en equipo eléctrico.
También es recomendable para incendios superficiales en fibras textiles (algodón, lana, etc.) en los almacenamientos de llantas, etc.

 

5.- EXTINTORES DE HALLÓN

Los extintores de halón se emplean principalmente para combatir los incendios de la clase “B” y “C”. Consiste generalmente en un cilindro muy similar a los extintores de polvo químico seco, con manómetro y manguera de descarga.

El agente extinguidor se encuentra contenido en el cilindro, en estado líquido y a presión. Aunque ya de por si el agente tiene presión media de vapor de unos 3 Kg./cm2 a 21 grados, el cilindro se mantiene a alta presión por medio de nitrógeno para mejorar su funcionamiento. Al operar el extintor, la presión de vapor hace que el agente se expanda de tal manera que el chorro de descarga contenga una mezcla de gotas de líquido y de vapor. Tiene un alcanza de 3 a 6 metros que es una ventaja sobre los extintores de CO2 ya que la acción del viento no les afecta.

 

6.- EXTINTORES TIPO K (Grasas Vegetales)

Definición de la nueva clasificación de Fuegos de la “clase K”.
Se define como fuego de clase K a los producidos por aceites y grasas animales o vegetales dentro de los ámbitos de cocinas.

El crecimiento de esta actividad, los equipos de cocina desarrollados últimamente mas el uso de aceites vegetales no saturados, requieren de un agente extintor y su aplicación específica no solo por la extinción y sus características de agente limpio sino que debe lograr el efecto de enfriamiento.
Los extinguidores de esta clase son aptos para restaurantes, freidoras, parrillas, planchas, asadores a carbón, piedra volcánica, eléctricos a gas, etc.

Extintores para fuegos Clase K (a base de de Acetato de Potasio) (K)

Estos extintores contienen una solución acuosa a base de acetato de potasio, para ser utilizados en la extinción de fuegos de aceites vegetales o grasas animales, no saturados, para los que se requiere un agente extintor que produzca un agente refrigerante y que reaccione con el aceite produciendo un efecto de saponificación que aísla la superficie del oxígeno del aire. La fina nube vaporizada que sale del extintor, previene que el aceite salpique o salte encendido, atacando solamente la superficie del fuego. Los extintores a base de acetato de potasio para fuegos de clase K fueron creados para extinguir fuegos de aceites vegetales en freidoras de cocinas comerciales o incendio de grasas en acopios industriales o en restaurantes o cocinas industriales. La solución sale pulverizada.

Aplicaciones típicas son: restaurantes, cocinas industriales, etc.